domingo, 15 de abril de 2012

Semana Santa en Mallorca, 2012



















Este año si que el viento nos ha permitido llegar a las Baleares. Esta Semana Santa hemos fondeado, navegado y disfrutado de Pollença y sus alrededores como la cala Figuera, calita a la que llegamos después de una plácida y tranquila travesía nocturna con una luna llena como un plato. Que despertar tan fantástico sacar la cabeza, aún medio dormida, y ver los acantilados que nos rodeaban y las aguas turquesas cerquita la playa. Aprobechamos para recuperarnos un poquito del sueño intermitente del viaje y por la tarde fondeamos delante de Pollença.
A la mañana siguiente estuvimos navegando frente sus costas a unos 20 nuditos hasta que se nos caló el frio en los huesos y fondeamos en otra calita para degustar un delicioso rissoto que nos preparó Mireia.
Esa noche atracamos a puerto y por la noche fuimos a cenar en un restaurante de Pollença del que salimos todos muy satisfechos.
Con el nuevo día salimos de nuevo a hacer bordos, esta vez con un sol más presente y por tanto más templado el ambiente. Seguía soplando unos 20 nuditos.
Esa noche emprendimos la vuelta para el Garraf, Barcelona, con un mar bastante revuelto y desordenado porque durante el día había soplado de una dirección y por la tarde había rolado.
En definitiva, una Semana Santa 10 que esperemos se repita por el Puente de 1 demayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada